Casa del Palacio

Junto al Castillo se extiende otro gran solar que ocupa las estancias principales. Con la creación del Señorío de Orellana, el castillo se va quedando relegado a un segundo lugar, ahora se presta más atención al palacio. Los sucesivos señores contribuyen a la mejora de las instalaciones, con elementos que acrecientan la imagen de poderío de la nobleza del lugar. Así se añaden balconadas, escudos, se acondiciona el interior para una estancia cómoda…

Podemos decir que a finales del siglo XVI, cuando todo estaba en su punto óptimo, empieza un declive que afecta a toda la sociedad. Los señores se trasladan a las capitales y el abandono de haciendas y campos es la tónica general.

Hoy el palacio, ya separado del castillo, presenta un estampa bien bonita. Destaca sobremanera los grandes sillares con los que fue construido, muchos seguramente provenientes del castillo. Se cuentan hasta cinco balcones en la planta superior, que se corresponden con ventanas en la inferior.

Los remates de las cornisas son espectaculares… los pinánulos piramidales en las esquinas y encima de la puerta principal marcan las formas básicas que cierra una balaustrada bastante maciza, con formas circulares que se agrupan de tres en tres. En el centro, una especie de grandes esgrafiados recrean formas vegetales y la media luna pone un toque en el estilo de toda la casa.

PATRIMONIO
PALACIO
Ronda del Palacio 1
924 867 801
Exteriores
ayuntamiento@orellanalavieja.es
Junto al Castillo